Coaching

El coaching es una relación profesional continuada en la que el cliente ("coachee") profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.

En este proceso de asesoramiento emocional y social el coach actúa como un guía en el entrenamiento de habilidades de autogestión de emociones y habilidades sociales que permitan mejorar la relación del individuo consigo mismo y con su entorno.

El terapeuta abre a su coachee el camino para observar la realidad desde un punto de vista alternativo, descubriendo las creencias limitantes que le impiden avanzar y que contaminan su relación con los demás.

Todos llevamos dentro talentos por descubrir. Encerramos un potencial que desconocemos y espera ser liberado. El proceso de coaching facilita esta liberación.

Puede resumirse como un método destinado a potenciar las cualidades y habilidades personales para lograr cambios vitales significativos a nivel personal, íntimo y social.

*Servicio de coaching sólo con cita previa.

"Hasta que no te valores a ti mismo, no valorarás tu tiempo.
Hasta que no valores tu tiempo, no harás nada con él."
M. Scott Peck

Otros datos de interés

No podemos elegir lo que nos sucede, pero sí cómo enfrentarlo, cómo interpretar la realidad y cómo aprovechar la experiencia en nuestro beneficio, por negativa que nos parezca en un momento dado.

En este proceso el coach ayuda a las personas, parejas, familias o grupos de trabajo a definir sus metas y a iniciar el camino para alcanzarlas.

Cuando el coach es además psicólogo, su conocimiento universitario y estructurado tanto conceptual como técnico, se suma al trabajo de coaching, aumentando su capacidad de acción e incrementando la capacidad del coachee para conseguir resultados. Además puede detectar en el cliente estados psicológicos que requieran un tratamiento más específico, en cuyo caso, por imposición de la ética y código deontológico, abordará al cliente desde una perspectiva clínica o le remitirá un profesional que estime competente para tratarle de la forma más adecuada.

En consecuencia, sumando ambos conocimientos (coaching y psicología) el psicólogo experto en coaching puede contar con una mayor flexibilidad en su capacidad de para trabajar con el cliente, una comprensión más global y sistemática de la persona y de su posición actual respecto a sus objetivos.

A través del coaching podemos lograr:

  • Superar etapas vitales en las que nos sentimos estancados o bloqueados.
  • Superar miedos, fobias, inseguridad
  • Mejorar la autoestima
  • Superar situaciones de duelo, separación o divorcio.
  • Mejorar las relaciones interpersonales en el trabajo, familia, círculo social o pareja.
  • Mejorar el rendimiento académico o profesional.
  • Aumentar las capacidades de liderazgo
  • Mejorar el rendimiento de equipos de trabajo.

El coaching se lleva a cabo a través de las siguientes fases:

  • Evaluación de la situación actual
  • Definición de objetivos realistas, posibles
  • Conocimiento de factores que facilitan o que impiden la consecución de nuestros objetivos
  • Puesta en marcha de un plan de acción
  • Evaluación del plan de acción y reestructuración del mismo
  • Siempre desde la profesionalidad, confidencialidad y máximo respeto al cliente.

"El encuentro entre dos personalidades es como el contacto entre dos substancias químicas.
Si hay alguna reacción, ambas serán transformadas."
Carl Gustav Jung

Inmaculada Delgado Linares

Psicóloga Educativa. Experta en Inteligencia emocional y Habilidades de comunicación. Máster en coaching social para la motivación y los procesos de cambio. Experto en mediación en la resolución de conflictos. Técnico en mediación familiar y experto en mediación familiar.

Autora de “Destrezas sociales” y “Atención y apoyo psicosocial”.